mamá

Ser Madres, única e irrepetible!

A propósito del día de las madres…!

Siempre que se acercan estas fechas, hablamos de lo maravillosa que son nuestras madres, hablamos de sus cualidades, de lo esplendidos seres humanos que son.

Tenemos a nuestras madres idealizadas, en un pedestal y como no hacerlo si estamos aquí gracias a ellas.

mamá

Deseamos homenajearlas, demostrarle lo mucho que las amamos, con regalos y mimos.

Pero a medida que “creces” y “maduras” te das cuenta que nada de lo le des, le obsequies o incluso los lujos o viajes que les proporciones serán capaces de pagar todo lo que ellas hicieron por nosotros.

Hablo de esos detalles, de esos que pocas veces recordamos, de esos que realmente demuestran el amor más puro y sincero por otro ser humano, esos que para muchos tienen tinte de sacrificio.

 

O es que acaso existe alguna forma de pagar los trasnochos, las ojeras, las lágrimas, las preocupaciones, existe algún tipo de precio por dejar sus ilusiones aun lado por las nuestras, o tenemos alguna forma de retribuir el que muchas veces pusieron nuestras necesidades, deseos y anhelos por encima de los de ella… desde mi punto de vista “No” nada de eso tiene precio.

Pero lo más sorprendente de las madres, es que todo eso lo hicieron sin esperar nada a cambio, sin que nadie se los pidiera, que fueron perfectas, no… gracias a Dios por eso, que cometieron errores, si… que quizás muchas también vimos su parte más desagradable, quizás… pero no podemos olvidar que ellas, eran simplemente humanas.

Nosotros sus hijos no veníamos con un manual y mucho menos con instrucciones de uso.

 

Todo lo que hicieron fue por instinto puro y natural.

 

Y aquí estamos enteros e  intentado ser,  aunque sea una cuarta parte de lo que fueron  ellas.

Así que a propósito del día de la madre mi mensaje es: si ahora estas tu en este papel de ser mamá, recuerda que  no hay indicaciones de cómo hacerlo.

Así que, no te juzgues tan duro, no te compares con tu ella,  perdónate, acéptate, incluso está permitido retroceder para dar un paso hacia adelante.

No pretendas ser tu mama, solo se TU, te aseguro que cuando tus hijos crezcan te verán con los mismo ojos de amor con los cuales tú ves a tu madre hoy.

 

No tengas miedo de dictar tus propias reglas en este camino llamado maternidad, al final de cuenta tus hijos tampoco son iguales a los de más nadie. 

Feliz Día de las Madres!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *